Promoción de la salud visual desde la UBA

La Dirección General de Salud y Asistencia Social de la Universidad de Buenos Aires promueve desde el sitio UBA Salud acciones educativas y sociales con la finalidad de promocionar hábitos y conductas saludables en la población universitaria.  Se reproducen a continuación las pautas relacionadas con el cuidado de los ojos y la salud visual.

¿Cómo puedo cuidar mis ojos?x Control oftalmológico anual.

x Visita al especialista, ante la presencia de: ojos congestionados, cansancio visual, lagrimeo o dolor de cabeza frecuentes, visión borrosa, manchas de color amarronado (lunares) dentro o fuera del ojo, que modifican su tamaño.

x Conocer los antecedentes familiares, de padres y abuelos, sobre todo si tienen o tuvieron alta presión ocular (glaucoma), alguna enfermedad de la retina o son usuarios de lentes. Además es importante tener en cuenta antecedentes de Miopías, Hipermetropías, Astigmatismos, ya que hay muchas enfermedades que se transmiten hereditariamente.

x Realizar un control oftalmológico anual, que incluya un estudio de fondo de ojo.

x Todas aquellas personas que padezcan Diabetes; Hipertensión Arterial; Hipercolesterolemia; o enfermedades inmunológicas, deben realizar un control oftalmológico con fondo de ojo por lo menos una vez al año.

En el caso de personas mayores de 40 años, es importante que realicen una toma de presión intraocular una vez por año.

x Ante cualquier anomalía en los párpados, se debe efectuar la consulta médica y no recurrir a métodos caseros indiscriminados, que pueden resultar perjudiciales.

x El uso de los anteojos debe ser personal. No utilizar anteojos ajenos, ni recetados por el oftalmólogo, ya que pueden producir dolor de cabeza o encubrir otras patologías.

x Los lentes de protección pueden salvar un ojo. Su utilización resulta muy importante tanto para exposiciones al aire libre, como para actividades deportivas. También en aquellas profesiones o trabajos que lo requieran como por ejemplo cirujanos, odontólogos, chapistas, soldadores, mecánicos, trabajadores con exposición a altas temperaturas o a radiación ultravioleta, obreros de la construcción, motociclistas, ciclistas, y quienes permanecen muchas horas delante de la computadora. En cada caso, deben tener características especiales indicadas por el oftalmólogo.

Cuidado de las lentes de contacto (respetar los tiempos de vida útil, tanto en los descartables como en los que no lo son; higiene adecuada que incluye el lavado de manos como el del recipiente donde se guardan; uso de colirios de ayuda en lugares con gran calefacción, refrigeración o ambientes con mucho humo).

x En caso de no poder retirar un lente de contacto, es importante no tirar de él e ir colocando el colirio que se utiliza habitualmente, a razón de una gota cada 2 minutos. En caso de no poder retirarlo, continuar colocando las gotas hasta llegar a la guardia oftalmológica más cercana.

x La graduación de las lentes de contacto, debe ser indicada y cambiada por el oftalmóloogo. La periodicidad de los controles oftalmológicos debe ser mayor, a fin de prevenir lesiones .

Como decía la publicidad del Consejo Argentino de Oftalmología (CAO): “Son solo dos por vida”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>